Risotto con zanahoria y azafrán
Receta de: Arroces y pastas, Verduras y frutas
Plato: Plato caliente, Plato único, Primer plato
Cocina: Internacional, Ocasiones especiales, Tradicional
Risotto con zanahoria y azafrán
Media
41-50
151-300
€€
Risotto con zanahoria y azafrán
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Arroz de grano redondo (135 gr. especial para risottos)
  • Cebolla (1 ud. )
  • Mantequilla (30 gr.)
  • Azafrán (3 o 4 hebras)
  • Zanahoria (2 ud.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Queso parmesano (rallado)
  • Caldo de ave o pollo (500 ml.)
  • Arroz de grano redondo (270 gr. especial para risottos)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Mantequilla (60 gr.)
  • Azafrán (6 o 7 hebras)
  • Zanahoria (4 ud.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Queso parmesano (rallado)
  • Caldo de ave o pollo (1.000 ml.)
  • Arroz de grano redondo (540 gr. especial para risottos)
  • Cebolla (2 ud.)
  • Mantequilla (90 gr.)
  • Azafrán (10 hebras)
  • Zanahoria (6 ud.)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Queso parmesano (rallado)
  • Caldo de ave o pollo (2.000 ml.)
Elaboración

El risotto es uno de los platos italianos más reconocidos en todo el mundo, con permiso de la pasta y la pizza, claro está. Este Risotto con zanahoria y azafrán es nuestra versión del clásico risotto a la milanesa, identificable por su característico color amarillo que le aporta el azafrán. Es una receta muy sencilla pero, como todos los risottos, entraña un poquito de dificultad a la hora del mantecado para que nos quede la textura perfecta del risotto.

Paso 1:

Acerca al fuego un cazo con el caldo para que se vaya calentando - sin llegar nunca a hervir- y mientras tanto, comienza por picar la cebolla muy finita. Pela y lava las zanahorias y córtalas en brunoise, es decir en pequeños dados finitos. Reserva.

Paso 2:

En una cacerola con un chorrito de aceite de oliva derrite la mantequilla. Cuando esté derretida incorpora la cebolla picadita y sofríe a fuego suave hasta que esté transparente, en ese momento añade la zanahoria picada y sofríe hasta que esté blandita pero no deshecha. Añade un vasito de vino y sube el fuego para que se evaporen los alcoholes. Ahora añade el arroz y sofríe unos instantes.

Paso 3:

Cuando el arroz esté en su punto, bien nacarado, es decir, brillante, añade un cazo de caldo, que ya estará bastante caliente. Ahora sí, llévalo a ebullición y cuando comienza a hervir mantenlo a fuego medio. Ahora llega el momento de tener paciencia y brazo. Remueve el arroz constantemente, pero con mucho cuidado, para que no se rompa el grano de arroz. Cuando se haya evaporado casti todo el caldo, añade un par de cazos más de caldo. El truco consiste en ir añadiendo el caldo poco a poco según se va evaporando.

Paso 4:

En un vaso o bol pequeño, añade las hebras de azafrán y un poquito de caldo muy caliente, casi hirviendo. Déjalo reposar para que infusione y para que salgan todos los aromas de esta especia tan especial.

Paso 5:

Cuando veas que el arroz está casi listo, pasados unos 15 minutos aproximadamente, incorpora el vasito de caldo con el azafrán, remueve, e incorpora el queso y una nuez de mantequilla. Deja reposar el risotto con zanahoria y azafrán 5 minutos.

Presentación:

Sirve tu risotto con zanahoria y azafrán con varaias lascas de queso parmesano por encima y una ramita de alguna hierba aromática, irresistible.

Sugerencia:

Utiliza las Lascas de Parmiggiano Reggiano Delicious, verás que fácil es utilizarlas y el sabor y aroma que dará a tus platos.