Rollitos de lubina con gambas y espinacas
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Ligera, Ocasiones especiales, Tradicional
Rollitos de lubina con gambas y espinacas
Media
20-30
0-150
€€€
Rollitos de lubina con gambas y espinacas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Lubina (2 ud. de ración)
  • Cebolla (1 ud.)
  • Vino blanco
  • Gambas (12 ud.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Cebollino
  • Espinacas (150 gr.)
  • Caldo de pescado
  • Mantequilla
  • Lubina (4 ud. de ración)
  • Cebolla (2 ud.)
  • Vino blanco
  • Gambas (24 ud.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Cebollino
  • Espinacas (300 gr.)
  • Caldo de pescado
  • Mantequilla
  • Lubina (6 ud. de ración)
  • Cebolla (3 ud.)
  • Vino blanco
  • Gambas (48 ud.)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil fresco
  • Cebollino
  • Espinacas (600 gr.)
  • Caldo de pescado
  • Mantequilla
Elaboración

La lubina es un pescado blanco con muy poca grasa y de sabor suave y delicado. Un pescado muy apreciado perfecto para una ocasión especial. Aunque la mejor lubina es la salvaje podemos encontrar este pescado a un precio más asequible si es de psicifactoría, en este caso encontraremos lubinas de un tamaño más adecuado para realizar esta receta de rollitos de lubina con gambas y espinacas. Verás qué fácil es prepararla y el resultado tan fantástico que tendrás en la mesa.

Paso 1:

Pide a tu pescadero de confianza que te saque los lomos de la lubina limpios, así te ahorrarás el tiempo de hacerlo en casa y además tendrás unos lomos perfectos, si no tienes mucha práctica en limpiar pescado puede ser algo complicado. Pide que te de las espinas de la lubina para hacer un caldo.

Paso 2:

Si las gambas ya las has comprado peladas, mucho mejor. Si no, pélalas y reserva. No tires las cáscaras ni la cabeza porque te servirán para preparar un rico clado de pescado.

Paso 3:

Lava las espinacas bajo el grifo y séca. En una sartén amplia echa un chorrito de aceite y unos dientes de ajo pelados en láminas y sube el fuego. Cuando el aceite esté caliente añade las espinacas, sal y pimienta la gusto y rehoga durante un par de minutos. Verás cómo reducen el volumen las espinacas. Reserva, las utilizarás más adelante para rellenar los lomos de lubina.

Paso 4:

Precalienta el horno a 180ºC y mientras tanto vas a cocinar las gambas muy poquito para que luego se terminen de hacer en el horno. En la misma sartén que has utilizado para rehogar las espinacas, añade una cucharada de mantequilla y cuando esté derretida añade las gambas. Saltea durante un minuto, no más para que no queden muy secas luego.

Paso 5:

En un cazo añade las raspas de la lubina y la cabeza y cáscaras de las gambas y ponlas a cocer cpn un poco de agua. Cuando hayan soltado todo su jugo, retira del fuego y cuela bien el caldo resultante. Reserva.

Paso 6:

Para la salsa pela y corta muy fina la cebolla, si tienes chalotas utilízalas mejor. Ahora póchalas con un poco de aceite de oliva o de mantequilla -a tu gusto-. Cuando esté pochada, añade un poco de harina y el fumet hecho con las espinas del pescado y las gambas. Cuando comience a hervir añade el vino blanco y deja que hierva unos minutos para que la salsa ligue. SI quieres puedes colarla y te quedará una salsa más fina.

Paso 7:

En una bandeja de horno vas a preparar los rollitos de lubina con gambas y espinacas. Salpimenta cada lomo de lubina y dispón sobre la parte sin piel unas espinacas y unas gambas, ahora enrolla con mucho cuidado y ata con una rama de perejil o de cebollino. Si no tienes a mano o te resulta difícil hacerlo utiliza un palillo para que el rollito quede sellado y aguante bien en el horno. Haz lo mismo con cada lomo de lubina.

Paso 8:

Ahora mete la bandeja en el horno durante unos 5 minutos y ya están listos.

Presentación:

Sirve un para de lomos de lubina en cada plato y napa -baña- con la salsa que has preparardo y a disfrutar de un delicioso plato.

Sugerencia:

Para ahorrarte mucho tiempo puedes utilizar colas de gambón congeladas DIA que harán que tu plato sea de auténtico chef.