Rosbif con puré de patata
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Plato único, Segundo plato
Cocina: Internacional, Ocasiones especiales
Rosbif con puré de patata
Media
41-50
301-500
Rosbif con puré de patata
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Ternera (redondo o entrecot 500 gr)
  • Vino tinto (2 cucharadas)
  • Caldo de carne (2 cucharadas)
  • Patatas (400 gr)
  • Mantequilla (100 gr)
  • Leche (75 ml)
  • Albahaca (25 gr)
  • Romero (2 ramas)
  • Tomillo (2 ramas)
  • Ajo (1/2 diente)
  • Cebolleta (1/2 ud)
  • Piñones (15 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Ternera (redondo o entrecot 1 kg)
  • Vino tinto (4 cucharadas)
  • Caldo de carne (4 cucharadas)
  • Patatas (800 gr)
  • Mantequilla (200 gr)
  • Leche (150 ml)
  • Albahaca (50 gr)
  • Romero (4 ramas)
  • Tomillo (4 ramas)
  • Ajo (1 diente)
  • Cebolleta (1 ud)
  • Piñones (30 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Ternera (redondo o entrecot 1 y 1/2 kg)
  • Vino tinto (6 cucharadas)
  • Caldo de carne (6 cucharadas)
  • Patatas (1 kg 200 gr)
  • Mantequilla (300 gr)
  • Leche (225 ml)
  • Albahaca (75 gr)
  • Romero (6 ramas)
  • Tomillo (6 ramas)
  • Ajo (1 y 1/2 diente)
  • Cebolleta (1 y 1/2 ud)
  • Piñones (45 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
Elaboración

Si quieres preparar un auténtico almuerzo inglés, atrévete con este rosbif con puré de patata. Nutritivo y confortable, acompáñalo de una picada de hierbas y cebolleta para darle un interesante toque mediterráneo. Y, si sobra carne, puedes reservarla fría para preparar sándwiches con ella a la hora de cenar, en la mejor tradición británica.

Paso 1:

Pide a tu carnicero que te prepare la pieza de carne para rosbif atándola con bramante o hazlo en casa encordándolo en lazadas tanto a lo ancho como a lo largo. Este paso es opcional; hazlo únicamente si te interesa que la carne mantenga la forma tradicional. Déjala fuera de la nevera una hora antes de asarla para que esté a temperatura ambiente.

Paso 2:

Precalienta el horno a 200ºC. Mezcla en un recipiente sal, pimienta, el caldo de carne, el vino y una cantidad igual de aceite de oliva. Dispón la carne en una rejilla y coloca una bandeja debajo para recoger los jugos. Vierte cuidadosamente la mezcla de caldo, vino y aceite sobre la carne para impregnarla bien, dejando que escurra sobre la bandeja.

Paso 3:

Asa la carne durante 10 minutos, baja la temperatura del horno a 180ºC, riégala ayudándote de una cuchara con los jugos que han caído en la bandeja y deja que siga cocinándose durante 10 minutos más. Retírala del horno, pásala de la rejilla a la bandeja y déjala reposar 15 minutos, dándole la vuelta cuando haya transcurrido la mitad del tiempo. Cuando esté listo, córtalo en rodajas.

Paso 4:

Mientras se asa la carne, limpia cuidadosamente las patatas, que idealmente deberán ser de tamaños similares. Usa el chorro de agua del grifo y un cepillito para retirar todo resto de tierra. Ponlas en una olla, cúbrelas con agua y un puñado de sal gruesa y coloca la olla en el fuego. Cuando empiece a hervir el agua, baja el fuego, tapa la olla y deja cocer suavemente durante media hora. Después, escúrrelas y déjalas atemperar hasta poder manipularlas.

Paso 5:

Pela las patatas y pásalas por el pasapuré. Calienta la leche, corta en dados la mantequilla y añádeselas al puré de patatas, removiendo hasta que se integren perfectamente. Salpiméntalo y, si tienes a mano, añádele un poco de nuez moscada.

Paso 6:

Pon en un vaso de batidora o de picadora la cebolleta y pícala hasta que quede en trozos medianos. Deshoja las ramas de romero y tomillo y añade las hojas al vaso, al igual que las de albahaca, reservando unas pocas hojitas para decorar. Agrega también los piñones, el ajo cortado en láminas, sal y un chorro de aceite de oliva y pica hasta que quede con la textura de una salsa espesa y llena de tropezones. Si está demasiado pastosa, añade un poco más de aceite y unas gotas de agua y bate hasta que emulsione.

Presentación:

Prepara en un plato hondo, cuenco o tarro para tapas una base de puré de patatas. Puede resultar más decorativo si lo metes en una manga pastelera con boquilla rizada y lo sirves de esta manera. Dispón encima unas rodajas de rosbif y reparte dos cucharadas de la salsa de albahaca y cebolleta por encima. Decóralo con unas hojas de albahaca fresca y añade unas rodajas de tomate cherry, de pimiento rojo crujiente, de chile rojo si quieres añadir un toque picante… ¡lo que prefieras! Ya tienes tu suculento rosbif con puré de patatas.

Sugerencia:

Si deseas un puré de patata realmente cremoso y de textura sorprendente para tu rosbif con puré de patata, prueba a elaborarlo con la mantequilla con cristales de sal marina de la línea Delicious de DIA. ¡Mejor que hagas el doble de puré, porque va a volar!