Roscón de reyes con levadura fresca
Receta de: Postres y dulces
Plato:
Cocina: Tradicional
Roscón de reyes con levadura fresca
Media
50 >
Roscón de reyes con levadura fresca
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Siempre había comprado los roscones el día de Reyes, pero cuando probé el que hacía una amiga mía no pude resistirme a pedirle la receta para intentar hacerlo yo. Os tengo que confesar que el primer intento fue un poco desastroso porque no seguí bien los pasos, pero la siguiente vez ya salió perfecto. No es que sea muy ducha en la cocina, pero si a mí me salió y de verdad que es delicioso, seguro que a vosotros os queda igual de rico si seguís correctamente las instrucciones de esta receta de roscón de reyes con levadura fresca. Comenzamos poniendo en un cuenco la harina tamizada junto con el azúcar y la levadura. En el centro hacemos un hueco y vamos vertiendo en él los huevos de uno en uno y mezclando entre cada uno de ellos para que la masa se forme correctamente. A continuación añadimos la sal, el ron, las ralladuras del limón y la naranja y el agua de azahar. Volvemos a amasar hasta formar una masa que se despegue bien de las paredes del cuenco. Después de esto incorporamos la mantequilla reblandecida y lo volvemos a amasar todo durante unos 10 minutos más, tiempo tras el cual formamos una bola de masa que tapamos con papel film y la dejamos reposar hasta que doble al menos el volumen la masa. Cuando la masa haya crecido, la rompemos con las manos y la vamos a trabajar durante unos minutos más para que coja aire. Volvemos a hacer una bola, tapamos y dejamos que repose en la nevera durante alrededor de unas 4 horas. Pasado este tiempo, sacamos la masa de la nevera y le damos forma de roscón, colocándolo después en una bandeja apta para el horno. Lo pintamos con huevo batido y dejamos que vuelva a subir la masa. En el momento que veamos que ha vuelto a subir la masa lo volvemos a pintar con el huevo batido, colocamos las frutas y las almendras y horneamos a 175º durante unos 35 minutos. El horno tendrá que haber sido precalentado antes. Cuando el roscón esté bien cocido, los sacamos del horno y lo dejamos enfriar por completo antes de consumir. Si quieres rellenar el roscón con una crema o nata tienes que esperar a que esté bien frío para poder hacerlo, ya que de otro modo la crema o nata podría cortarse.