Salsa bechamel casera
Receta de: Salsas
Plato: Guarnición
Cocina: Tradicional
Salsa bechamel casera
Fácil
< 20
Salsa bechamel casera
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La salsa bechamel es un básico que todo aquel que quiera o desee cocinar debe de saber. Es una salsa sencilla, hecha con una base de harina, mantequilla y leche. Se usa en multitud de platos, desde para ligar rellenos o cubrir platos de pasta, como la lasaña, o verduras. Es deliciosa y necesaria en nuestro recetario. Empezamos por derretir la mantequilla en una sartén a fuego medio. Cuando este liquida, añadir la harina y sofreírla dando unas vueltas para que pierda el sabor a crudo. Vertemos en toda esta mezcla la leche caliente, dando vueltas constantemente hasta que empiece a hervir. Lo sazonamos con sal, bajamos el fuego, tapamos y lo dejamos cocinar a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, durante al menos 20 minutos. Retiramos la sartén del fuego, probamos la salsa y agregaremos más sal en caso de que fuera necesario, terminando de condimentarla con un poco de pimienta negra molida y nuez moscada. Consejos: Para una salsa bechamel más rica y ligera, agregue la mitad leche y mitad agua. Si la salsa está demasiado espesa, agregue un poco más de leche. Si por otro lado resulta demasiado líquida, la hay que volver a llevar al calor y echarla un poco de mantequilla mezclada con una cantidad igual de harina. Entonces la daremos unas vueltas y esperaremos a que tenga la textura deseada. Dependiendo para que la vayamos a usar.