Salsa de mandarina
Receta de: Salsas, Verduras y frutas
Plato: Guarnición
Cocina: Moderna
Salsa de mandarina
Fácil
20-30
151-300
Salsa de mandarina
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Para los que nunca la hayáis probado, os aconsejo esta salsa de mandarina para que acompañe cualquiera de vuestros platos de carne. Con el pollo es un auténtica delicia, ya que a esta carne le va muy bien cualquier sabor cítrico. La verdad es que es una salsa muy fresca, y por ende deliciosa. En primer lugar pelamos las mandarinas e intentamos dejarlas bien limpias de las hebras blancas, ya que son un poco amargas. Ahora licuamos los gajos de las mandarinas, reservando unos pocos para la presentación, y pasamos el resultado por el chino para quitar así los molestos restos de piel. Llevamos al fuego en una cacerola junto con el consomé de pollo y dejamos que reduzca para que evapore agua y concentre sabores. Cuando ya haya obtenido el espesor deseado, incorporamos el licor de naranja, y lo dejamos cocinar durante unos 15 minutos. Retiramos del fuego y lo volvemos a pasar por el chino para que nos quede la salsa mucho más fina. Ahora vamos a añadir la mantequilla fría poco a poco y salpimentamos al gusto. Echamos también un poco de romero picadito, hierba que complementa esta deliciosa salsa de mandarina. En último lugar, agregamos la corteza de la mandarina junto con los gajos que habíamos reservado y servimos. Más o menos la cantidad que sale con estos ingredientes es la de alrededor de 1 tazas. Siempre puedes hacer más y ponerla en tarros y congelarla, para así poder echar mano de ella en futuras ocasiones. Si os gusta una salsa más espesa, probad a echar una taza de nata. Le da otro sabor, pero está igualmente deliciosa.