abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Salsa de yogur y pepino

Receta de: Salsas
Plato: Aperitivos y tapas, Entrantes, Guarnición
Cocina: Internacional, Ligera, Para llevar
Salsa de yogur y pepino
+Fácil
< 20
Salsa de yogur y pepino
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Pepino (1 ud)
  • Yogur (100 gr. natural)
  • Limón (ralladura de medio)
  • Vinagre de vino blanco (media cucharilla)
  • Ajo (medio diente)
  • Eneldo (5 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pepino (2 uds)
  • Yogur (200 gr. natural)
  • Limón (ralladura de 1 ud.)
  • Vinagre de vino blanco (1 cucharilla)
  • Ajo (medio diente)
  • Eneldo (10 gr)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Pepino (3 uds)
  • Yogur (300 gr. natural)
  • Limón (ralladura de 1 ud.)
  • Vinagre de vino blanco (1 cucharilla)
  • Ajo (1 diente)
  • Eneldo (15 gr )
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Con el buen tiempo... apetecen platos más ligeros, ensaladas y elaboraciones frías. Esta salsa de yogur y pepino es refrescante e ideal para estas fechas. Es una salsa ideal para ensaladas, pero también, por ejemplo, para tomar con crudités de verduras o con gambas cocidas. Además, es una salsa muy fácil de hacer, que no requiere de demasiados ingredientes ni elaboración. ¡Ya verás cómo triunfas con ella!

Salsa de yogur y pepino

Paso 1:

Pela el pepino y pártelo por la mitad a lo largo. Con la ayuda de una cucharilla, retira las pepitas... esto ayudará a que tu salsa no quede demasiado aguada y que no se noten las pepitas en la boca, lo que no resulta muy agradable. Una vez hecho esto, pica en daditos menudos la pulpa.

Paso 2:

Espolvorea con sal la pulpa del pepino y deja reposar durante 1 hora para suelte todo agua. Pasado ese tiempo, escurre el pepino, presionándolo bien con un paño de cocina limpio o bien con papel absorbente.

Paso 3:

Una vez hecho esto, pon el pepino en un bol y añade el yogur griego. También puedes usar un yogur normal, lo importante es que sea natural, sin sabor a ninguna fruta.

Paso 4:

Pela el ajo, pártelo por la mitad y retira el germen, que es la parte que hace que repita y resulte indigesto. Pica bien finito el resto y añádelo a tu salsa de yogur y pepino. Haz lo mismo con el eneldo, lávalo y pícalo muy menudo antes de incorporarlo a la salsa. Añade también la ralladura del limón... pero con cuidado de rallar solo la parte amarilla de la cáscara del limón, que es donde está el sabor cítrico y los aceites esenciales

Paso 5:

Añade en el bol el vinagre y pimienta negra recién molida. Prueba para comprobar el punto de sal, pero lo normal es que con la sal que ya pusiste en el pepino sea más que suficiente. Mezcla todo bien.

Presentación:

Sirve tu salsa de yogur y pepino en un bonito bol y adorna con unos daditos de pepino, pelados o sin pelar, así como un poco de eneldo picado. Lo ideal es tomar esta salsa bien fresquita... ¡ideal para el verano!.

Sugerencia:

No dudes en elaborar esta salsa de yogur y pepino con los yogures griegos marca DIA, con todo el sabor y la cremosidad necesarias para una receta como ésta.

Alternativa:

Si quieres hacer un poco más gustosa y untuosa esta salsa de yogur y pepino, añade un poco de  créme fraiche junto con el yogur. Por otro lado, también puedes sustituir el eneldo por estragón... o la hierba que más te guste. Lo importante es que sea fresca. Y si el ajo crudo te resulta demasiado fuerte... reduce la cantidad o, sencillamente, elíminalo. Como ves, se trata de una receta muy versátil.

Necesita 1 hora de reposo