Solomillos con mantequilla de hierbas
Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Tradicional
Solomillos con mantequilla de hierbas
Fácil
20-30
151-300
€€€
Solomillos con mantequilla de hierbas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Solomillo de ternera (2 uds)
  • Mantequilla (40 gr)
  • Albahaca (5 gr)
  • Perejil fresco (5 gr)
  • Ajo (1/2 diente)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Solomillo de ternera (4 uds)
  • Mantequilla (80 gr)
  • Albahaca (10 gr)
  • Perejil fresco (10 gr)
  • Ajo (1 diente)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Solomillo de ternera (6 uds)
  • Mantequilla (60 gr)
  • Albahaca (15 gr)
  • Perejil fresco (15 gr)
  • Ajo (1 y 1/2 dientes)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

Con unos buenos solomillos tenemos una comida ya ganada, pero si además añadimos una deliciosa mantequilla de hierbas, conseguiremos un toque único que realzará el sabor y la textura de la carne... ¡Seguro que solo de pensarlo ya te ha entrado hambre! Pues no dudes en ponerte a cocinar estos solomillos con mantequilla de hierbas, y a disfrutar.

Paso 1:

Comienza lavando y picando finamente la albahaca y el perejil. Pela y pica los ajos, eliminando el brote de la parte central para evitar que te repita.

Paso 2:

Mezcla el ajo y las hierbas picadas con la mantequilla a temperatura ambiente hasta que quede bien repartido. Añade sal y pimienta al gusto y termina de mezclar.

Paso 3:

Estira un trozo de papel film y sobre él coloca la mantequilla, y entonces trata de formar un rulo. Introdúcelo en la nevera y déjalo durante dos o tres horas aproximadamente para que la mantequilla se endurezca y coja cuerpo.

Paso 4:

Pasado ese tiempo, y cuando ya sea la hora de comer, corta una rodaja de la mantequilla y la echas en una sartén. Ponla a calentar a fuego medio.

Paso 5:

Cuando la mantequilla esté deshecha, agrega uno de los solomillos de ternera y hazlo a tu gusto. Puedes agregar algo de sal al final. Solo queda emplatar nuestros solomillos con mantequilla de hierbas; y recomendamos que aproveches a echar la salsa que queda en la sartén para echarla sobre la carne, para que esté aún más jugosa.

Presentación:

Justo cuando saques la carne de la sartén, puedes agregar una rodaja fina de la mantequilla por encima a modo de decoración. Se irá derritiendo poco a poco sobre la carne y hará que esté aún más buena. Como guarnición puedes hacer zanahoria y patata cocida y cortada en dados.

Sugerencia:

Puedes hacer más cantidad de mantequilla de hierbas; dividirla en varias partes y guardarla en la nevera para otras ocasiones. La puedes utilizar también para cocinar pescado o incluso la verdura, y añade un toque muy especial.