Somillo de cerdo mechado con dátiles y naranja
Receta de: Carnes, Verduras y frutas
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Moderna
Somillo de cerdo mechado con dátiles y naranja
Media
41-50
€€
Somillo de cerdo mechado con dátiles y naranja
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Una carne que me encanta comer debido a que no contiene huesos ni demasiada grasa, es el solomillo. En casa lo solemos comer muchos domingos y nos encanta de todas las maneras posibles. Yo lo suelo cocinar con salsa de pimienta, de piña, acompañado de una rica guarnición al Pedro Ximénez, ... Pero la receta que más gusta es un rico solomillo de cerdo mechado con dátiles y naranja y pimientos rojos. Es sencillo y está riquísimo. En primer lugar tenemos que limpiar los solomillos de grasa y telillas. Después vamos a pelar dos naranjas y las vamos a picar en brunoise. Haremos lo mismo con los dátiles. Con ayuda de un mechador. vamos a comenzar a introducir la brunoise de naranja y dátil dentro de los solomillos desde la cabeza hasta la cola. Una vez mechados, vamos a mojarlos con una brocha con aceite de oliva y los salpimentaremos. A continuación tenemos que liar los solomillos con el papel de horno y meterlos en el horno a una temperatura de 180 grados centígrados durante 40 minutos aproximadamente. Mientras tanto vamos a picar las cebollas muy finas y vamos a pocharlas en aceite de oliva hasta que se queden casi transparentes. Seguidamente vamos a echar una pizca de sal, añadiremos la brunoise sobrante de la naranja y dátil, rehogaremos 2 o 3 minutos y agregaremos una cucharada de harina, dos minutos más y añadiremos la copa de vino dulce, el jugo de el bote de piña y el zumo de las naranjas restantes. Tenemos que dejar reducir un poquito y probaremos de sal. Vamos a pasar la salsa por un chino ayudándonos por la batidora. Con las rodajas de piña lo que haremos será cortarlas en 8 trocitos cada una y rehogar estos trozos en una sartén o en la plancha. Esto será la guarnición. Pasado el tiempo, vamos a sacar los solomillos del horno y los tenemos que cortar en medallones de un centímetro, aproximadamente, de grosor. Vamos a añadir el jugo obtenido a la salsa reservada, mezclaremos bien y probaremos. Finalmente vamos a poner en una fuente el solomillo mechado con dátiles y naranja bañándolo con la salsa y acompañándolos de la piña a la plancha. Servir caliente. ¡Buen provecho! CONSEJOS: -Pinchar el solomillo con una pincho de cocina hasta la mitad y comprobar y os lo ponéis en el torso de la mano si quiere quemaros ya esta cocinado si no dejarlo 10 minutos más. -Si no tenéis mechador, hacerle unos cortes profundos con una puntilla y rellenar.