Sopa de ajo
Receta de: Cremas y sopas
Plato: Plato caliente
Cocina: Tradicional
Sopa de ajo
Fácil
31-40
151-300
Sopa de ajo
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Ajo (6 dientes de ajo)
  • Huevos (2 uds)
  • Pan (5 rebanadas de pan duro)
  • Jamón serrano (50 gr)
  • Caldo de ave o pollo (1 litro)
  • Pimentón dulce (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Aceite de oliva vírgen extra (al gusto)
  • Ajo (12 dientes de ajo)
  • Huevos (4 uds)
  • Pan (10 rebanadas de pan duro)
  • Jamón serrano (100 gr)
  • Caldo de ave o pollo (2 litros)
  • Pimentón dulce (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Aceite de oliva vírgen extra (al gustoa)
  • Ajo (18 dientes de ajo)
  • Huevos (6 uds)
  • Pan (15 rebanadas de pan duro)
  • Jamón serrano (150 gr)
  • Caldo de ave o pollo (3 litros)
  • Pimentón dulce (al gusto)
  • Sal (al gusto)
  • Pimienta negra (al gusto)
  • Aceite de oliva vírgen extra (al gusto)
Elaboración

Con el invierno llamando a la puerta, el cuerpo nos pide unas sopas calentitas, reconfortantes y, cómo no, tradicionales. Para esta receta te basta con tener en la despensa ingrediente muy básicos como pueden ser ajos, pimentón, jamón y un poco de pan. El toque a ajo y el aroma que le da el pimentón ya transmiten calorcito, ese sabor intenso que nos hace recordar comidas alrededor del fuego, a la casa de nuestras abuelas... Con esta sopa de ajo seguro que te vamos a transportar a otros tiempos.

Paso 1:

Empieza por pelar los dientes de ajo. Una vez que los tengas todos pelados con un cuchillo de puntilla cortalos en láminas no muy finas para que no se quemen con mucha facilidad y resérvalos en un pequeño bol hasta que sea hora de utilizarlos.

Paso 2:

Coloca una cazuela amplia al fuego con un chorrito generoso de aceite de oliva y saltea los ajos hasta que tengan un color dorado. Ten mucho cuidado para que no se quemen los ajos, pues un ajo quemado puede estropear toda tu sopa.

Mientras se cocina el ajo corta en pequeños cubos el jamón y añádelos al sofrito de ajo, removiendo siempre con una cuchara hasta que se envuelvan bien los sabores. Seguro que en tu tienda DIA más cercana encontrarás taquitos de jamón curado que son ideales para este plato.

Paso 3:

Cuando los ajos tengan ese color dorado añade mitad de las rebanadas de pan duro y del día anterior y sofríe todo junto dando vueltas al pan y también con cuidado de que no se te quemen.

Retira la cazuela del fuego y espolvorea con el pimentón dulce que le dará un precioso color rojizo y además va a perfumar nuestro caldo. Es muy importante que hagas este paso con la cazuela fuera del fuego porque el pimentón se quema con mucha facilidad y daría un sabor amargo a la sopa.

Paso 4:

Vuelve a colocar la cazuela en el fuego a baja temperatura -este es el secreto para que tu sopa de ajo tenga un sabor especial el caldo nunca puede hervir-. Añade ahora el caldo de pollo y deja cocinar a fuego bajo durante 20 minutos.

Paso 5:

Pasados los 20 minutos añade el pan restante que lentamente irá absorbiendo parte del cado y quedará bien blandito. Salpimienta con cuidado pues el jamón y el caldo de pollo ya aportan sal a la sopa.

Paso 6:

Casca los huevos en un bol y échalo a la sopa. Deja cocinar durante 3 minutos, lo suficiente para que cuaje un poco la yema  y que no esté totalmente cocinada.

Presentación:

Sirve la sopa de ajo muy caliente en un cuenco o bol que tengas en casa pero si quiere tomarla a la manera tradicional, lo ideal es servirlo en cazuelas de barro que conservarán el calor por más tiempo.

Sugerencia:

En las tiendas DIA puedes encontrar el delicioso caldo de pollo ideal para dar un toque especial a tu sopa de ajo.