abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Sopa de cebolla gratinada

Receta de: Cremas y sopas, Verduras y frutas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Sopa de cebolla gratinada
+Fácil
20-30
Sopa de cebolla gratinada
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Hace años me apunte a un curso de cocina, porque empezaba a pensar que me empezaba a repetir a la hora de cocinar. Aprendí varios platos, algunos que no volví a hacer, y otros muchos que no he podido dejar de preparar porque son riquísimos. Entre estos últimos se encuentra esta sopa de cebolla gratinada, que es muy fácil de hacer y encanta hasta a mis nietos, que eso de la verdura como que todavía no les termina de convencer. En primer lugar cogeremos una sartén y la ponemos al fuego con la mantequilla. En el momento en que se vea que la mantequilla esta derretida, añadiremos las cebollas peladas y cortadas a rodajitas muy finas, dejándolo hacer a fuego lento hasta que esté completamente transparente. Pero teniendo mucho cuidado de que no se queme. En ese momento añadiremos más o menos 1 litro de agua, un poco de sal y un chorrito de vino blanco y dejaremos que se vaya haciendo hasta que la cebolla este bien blandita, momento en el que lo probamos y rectificaremos de sal en el caso de que fuera necesario. Ahora ya solo queda colocarlo todo repartido en 4 cazuelitas de barro, pondremos encima de cada una 2 rebanadas de pan y espolvoreamos toda la superficie con abundante queso rallado. Se mete al horno a gratinar, y en cuanto veamos que el queso de la sopa de cebolla se ha gratinado, lo servimos inmediatamente, haciendo una advertencia a los comensales de que el recipiente donde está la sopa quema. Trucos y consejos: Para que la sopa de cebolla gratinada nos quede perfecta, tenemos que cortar la cebolla a rodajitas muy finas, y cuidado que la mantequilla no se queme, por lo que os recomiendo que la hagáis a fuego muy lento. Usad el queso que más os guste, aunque en la receta original era un gruyere.