Tallarines con salmón y huevas
Receta de: Arroces y pastas
Plato: Plato caliente, Plato único
Cocina: Ligera
Tallarines con salmón y huevas
+Fácil
< 20
0-150
€€
Tallarines con salmón y huevas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Tallarines o tagliatelle (200 gr)
  • Salmón ahumado (300 gr)
  • Huevas (de salmón 4 cucharadas)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Tallarines o tagliatelle (400 gr)
  • Salmón ahumado (600 gr)
  • Huevas (de salmón 8 cucharadas)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Tallarines o tagliatelle (600 gr)
  • Salmón ahumado (900 gr)
  • Huevas (de salmón 12 cucharadas)
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
Elaboración

¿Unos platos que llenar en veinte minutos, una tartera que preparar con prisas antes de dormir, y ninguna idea en la recámara? Pues con tres ingredientes protagonistas muy bien escogidos puedes preparar un plato sabroso, ligero y con matices como estos tallarines con salmón y huevas que, además de sus propiedades gustativas, cuenta con todos los beneficios nutricionales del pescado azul. Grasas buenas, omega 3, proteínas de alta calidad… raras veces cuidarse es tan sencillo y placentero.

Paso 1:

Pon a calentar agua abundante en una olla. Cuando rompa a hervir, añade un puñado de sal y echa los tallarines. Cuécelos siguiendo las instrucciones del fabricante y respeta los tiempos indicados en el paquete para que quede al dente. Cuando estén hechos, escúrrelos y resérvalos.

Paso 2:

Abre el paquete de salmón ahumado y separa las láminas entre sí. Córtalas en tiras o cuadrados de tamaño mediano: lo suficientemente pequeños para comerlos de un bocado cómodamente y lo suficientemente grandes para poder apreciar con propiedad el sabor y la textura en ese mismo bocado.

Paso 3:

Deshoja unas ramas de perejil y trocea las hojitas con los dedos o pícalas a cuchillo.

Paso 4:

Mezcla los tallarines con los trozos de salmón ahumado y añade las cucharadas de huevas de salmón. Remueve con cuidado para no romperlas, puesto que son muy frágiles.

Presentación:

Sirve tus tallarines con salmón y huevas recién hechos sobre una fuente de color blanco o negro para que el tono nacarado de las huevas y el rosado del salmón resalten. Esparce sobre ellos el perejil fresco para que su color verde brillante termine de aportar un bonito contraste. ¡No esperes a que se enfríe!

Sugerencia:

Dale a tus tallarines con salmón y huevas un profundo sabor marino con el salmón ahumado noruego de DIA. Su textura fresca y firme te encandilará. 

Alternativa:

Si quieres multiplicar el sabor a mar del plato, hierve los tallarines en caldo de pescado. Les proporcionará un gusto aún más marcado a tus tallarines con salmón y huevas y, tras colarlo, puedes utilizar el caldo en cualquier otra preparación. ¿Un risotto de pescado, por ejemplo?