abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tarta de acelgas, tomate y zanahoria

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Plato único
Cocina: Tradicional
Tarta de acelgas, tomate y zanahoria
Fácil
41-50
Tarta de acelgas, tomate y zanahoria
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La receta de tarta de acelga, zanahoria y tomate que os traigo hoy me la dio una amiga, y he de decir que me encanta. Es realmente sabroso el relleno de verduras con el huevo y la nata, todo ello entre la maravillosa masa de hojaldre. Un plato perfecto. En un primer momento vamos a blanquear las hojas de acelga, escurrirlas bien, picarlas y reservarlas. En una sartén, sofreír en aceite de oliva la cebolla y el ajo picados finamente. Añadir el tomate cortado en trocitos pequeñitos y la zanahoria rallada. Cocer a fuego moderado durante 10 minutos. Agregar la acelga picada, condimentar con nuez moscada y salpimentar. Mezclar y retirar del fuego. Incorporar el queso en polvo, el huevo, la nata y mezclar para ligar los ingredientes. En el último momento añadir las uvas pasas y dar unas vueltas para asegurarnos de que se encuentran por todo el relleno uniformemente. Distribuir el relleno sobre la masa acomodada en el molde y tapar la tarta con la masa reservada. Para armar esta tarta la podemos hacerlo de dos formas. Como yo prefiero suele ser cogiendo una placa de hojaldre, estirarla y verter encima el relleno. Después enrollar la masa con el relleno a modo de brazo gitano, y sellar los bordes. También puedes hacerlo de forma de tarta convencional. Entonces tienes que estirar las dos planchas por separado. Acomodar una de las panchas en un molde para tarta previamente enmantecada. Reservar la otra plancha para tapar la tarta. Pinchar con tenedor la masa acomodada en el molde o asadera y reservar. Verter el relleno. Tapar la tarta con la masa reservada. El siguiente paso, sea como sea que hayamos decidido hacerla, es pincharla con un tenedor, pincelarla con huevo batido y hornear a temperatura moderada entre 30 y 40 minutos hasta que se dore. Sacar del horno y ya tenemos listo para servir esta tarta de acelga, zanahoria y tomate. Si no sabes en qué consiste blanquear la acelga, te digo que es hervirla ligeramente sin sazonarla. Solamente emplearemos las hojas, de acelga, reservando los tallos para la elaboración de otro plato. Si quieres hacer más completo este pastel `puedes añadirle algún trozo de carne, como una pechuga de pollo bien picadita.