Tarta de chocolate sencilla
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna, Para niños, Tradicional
Tarta de chocolate sencilla
+Fácil
31-40
301-500
Tarta de chocolate sencilla
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Chocolate negro (100 gr.)
  • Nata para montar (50 ml.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Huevos (solo la yema, 1 ud., pequeño)
  • Azúcar (30 gr.)
  • Azúcar (25 gr.)
  • Harina (75 gr.)
  • Huevos (1 ud., pequeño)
  • Mantequilla (40 gr.)
  • Sal (una pizquita)
  • Chocolate negro (200 gr.)
  • Nata para montar (100 ml.)
  • Huevos (2 ud.)
  • Huevos (solo la yema, 1 ud.)
  • Azúcar (60 gr.)
  • Azúcar (50 gr.)
  • Harina (150 gr.)
  • Huevos (1 ud.)
  • Mantequilla (75 gr.)
  • Sal (una pizca)
  • Chocolate negro (300 gr.)
  • Nata para montar (150 ml.)
  • Huevos (3 uds.)
  • Huevos (solo la yema, 2 uds.)
  • Azúcar (90 gr.)
  • Azúcar (75 gr.)
  • Harina (225 gr.)
  • Huevos (2 uds.)
  • Mantequilla (115 gr.)
  • Sal (una pizca)
Elaboración

No te prives de hacer tartas en casa... porque hay algunas tan fáciles de preparar como esta tarta de chocolate sencilla. De hecho, es tan rápida y fácil que no necesitarás ningún motivo de celebración para meterte en la cocina... más que te apetece un bocado dulce de chocolate y porque... ¡tú lo vales!.

tarta de chocolate sencilla

Paso 1:

En primer lugar, vamos a preparar la masa quebrada. Para ello, tamiza la harina, es decir, pásala por un tamiz o por un colador de trama fina. Gracias a este proceso conseguirás que la harina quede más aireada... este proceso se suele emplear en repostería para lograr postres y tartas más esponjosas.

Paso 2:

Haz un volcán con la harina, es decir, una montaña con un agujero en el interior. Añade en este agujero el huevo batido, el azúcar, la sal y la mantequilla en pomada, es decir, lo suficientemente blandita como para trabajar con ella, pero no derretida. ‘En pomada’ es el punto óptimo para trabajar con la mantequilla.

Paso 3:

Mezcla sin amasar hasta formar una homogénea. Envuelve en plástico film y deja reposar al menos una hora en el frigorífico, antes de trabajar con ella.

Paso 4:

Encamisa un molde de tarta bajo con la masa quebrada y métela en el horno, que ya estará precalentado a 170°C, durante 25 minutos.

Paso 5:

Mientras se va precociendo la masa... prepara el relleno de tu tarta de chocolate sencilla. Para ello derrite el chocolate al baño María y reserva. También puedes derretir el chocolate en el microondas, para ello, ponlo en un bol y mételo en el microondas a media potencia durante 30 segundos. Sácalo, muévelo con una cuchara o espátula y vuelve a meterlo en el microondas a la misma potencia, 20 segundos. Sácalo, muévelo y vuelve a meterlo... y repite la operación hasta que esté derretido y homógeneo. Es muy importante que lo hagas poco a poco y que los vayas moviendo o tu chocolate se quemará por los bordes y en la superficie sin que llegue a derretirse de forma homogénea. Reserva.

Paso 6:

Pon la nata en un cazo y llévalo a ebullición. En cuanto rompa a hervir retíralo del fuego y ve añadiéndolo al chocolate poco a poco, sin parar de remover constantemente... hasta obtener una crema sin grumos. 

Paso 7:

En un bol aparte, bate ligeramente los huevos, la yema y el azúcar hasta que blanqueen un poco. Luego, ve añadiendo poco a poco esta mezcla al chocolate.

Paso 8:

Vierte la mezcla de chocolate sobre por encima de la masa y hornea 20 minutos a 150°C. 

Presentación:

Sirve tu tarta de chocolate sencilla en una bonita bandeja. No es necesario adornar... pero si quieres le puedes poner un poco de azúcar glas o algún fruto rojo por encima. Y se puede tomar templada o fría... ¡como tú prefieras!. 

Sugerencia:

Si dispones de tiempo... prepara tu propia masa quebrada con la harina y mantequilla marca DIA, que dan un resultado extraordinario en repostería. Pero si el tiempo es un bien escaso para ti... no dudes en preparar esta tarta de chocolate sencilla con la masa quebrada DIA, que es de lo más práctica. ¡En menos de 30 minutos tendrás una deliciosa tarta de chocolate sencilla!

La masa debe reposar al menos una hora