Tarta de chocolate y café
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Tarta de chocolate y café
Fácil
41-50
Tarta de chocolate y café
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Si estás buscando un postre con el que sorprender a tus amigos cuando les invites a comer, o a tu familia que suele ser bastante más exigente, acabas de encontrar una de las tartas más ricas que se pueden preparar en casa, y es esta tarta de chocolate y café. Lo primero que haremos será trocear el chocolate y fundirlo al baño maría o en el microondas. Por otro lado vamos a batir los huevos junto con el azúcar y la vainilla con la batidora hasta que se forme una mezcla espesa y pálida cuyo volumen debe ser al menos el doble de cuando has empezado a batir. Incorporamos a continuación la harina y el café disuelto a la mezcla, con mucho cuidado para no perder el aire que hemos introducido en la masa al batirla. Esto lo conseguiremos si lo hacemos mediante movimientos envolventes con una espátula. Por ultimo incorporamos el chocolate fundido y la mantequilla (bien blandita, en trozos). Mezclamos bien pero con cuidado. Untamos un molde con un poco de mantequilla, y lo espolvoreamos con harina después. Echamos la masa en el recipiente y lo metemos en el horno durante unos 35 a 40 minutos. La parte arriba del pastel de chocolate debe estar firme, pero dentro debe estar todavía algo húmeda. Lo sacamos del horno, siendo este el momento para echar el licor si es que lo vamos a utilizar Lo dejamos enfriar en el molde, porque es muy difícil de que salga entera si está caliente Cuando esté frio, sacamos la tarta y servir con un poco de nata montada. Deliciosa esta tarta de chocolate y café. Trucos y consejos: Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente cuando vayamos a preparar esta receta, por lo que lo mejor es sacarlo del frigorífico al menos media hora antes de empezar, en especial los huevos, ya que si están muy fríos es más difícil batirlos bien. Antes de meter la tarta en el horno, este tiene que haber sido previamente calentado, por lo que cuando vayas a hacer la masa para la tarta, enciendes el horno a una temperatura de 180º.