abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tarta de crema al whisky

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Tarta de crema al whisky
Media
41-50
€€
Tarta de crema al whisky
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La tarta de crema al whisky es la favorita de mi marido, por lo que en casa la comemos bastante a menudo, ya que es muy goloso y el mismo se las prepara. Es una tarta estupenda con un suave bizcocho rociado con whisky y un relleno de nata, que todo ello cubierto con la crema de yema la hace totalmente irresistible. Para hacer esta tarta empezamos por hacer el bizcocho. Para ello tenemos que fundir la mantequilla. Por otro lado, vamos a poner en un cazo al baño maría el azúcar junto con los huevos y lo batimos hasta que la mezcla aumente de volumen. En ese momento, lo retiramos del fuego y lo continuamos batiendo mientras se enfría. Incorporaremos entonces la mantequilla junto con la mezcla de las dos harinas y la levadura, que previamente habremos tamizado, y lo mezclaremos todo bien. Lo vertemos todo junto en un molde, el cual hemos untado de mantequilla y después espolvoreado un poco de harina para que no se pegue la masa, y lo llevamos a hornear a una temperatura de 180º, durante unos 25 minutos aproximadamente. Mientras se hace el bizcocho, vamos batiendo las yemas junto con el azúcar hasta que doblen su volumen, y las coceremos al baño maría hasta obtener una crema espesa. También tenemos que hacer el relleno, el cual obtendremos batiendo la nata, y cuando esté espesa, le añadiremos el azúcar y lo seguimos batiendo otro poco hasta que el azúcar este disuelta. Ten cuidado no te pases batiendo ya que se podría cortar y convertirse en mantequilla. Con todo ya hecho llega el momento de montar el pastel. Primero cortamos el bizcocho en dos. Rociamos las dos partes con un poco de whisky y ponemos la parte de la base sobre un plato o fuente. Cubrimos esa parte con una buena cantidad de mermelada y sobre ella, la crema de nata montada. Lo tapamos con la otra parte del bizcocho y lo cubrimos todo con la crema de yemas. So nos ha sobrado nata, podemos decorar con ella la tarta de crema al whisky. Como veis, fácil y sencillo, pero absolutamente delicioso. Trucos y consejos: Si quieres comprobar que el bizcocho esta hecho, puedes pincharlo con un palillo o con un cuchillo en el centro del mismo, y si cuando lo saques está seco y limpio, es que el bizcocho ya está listo. Antes de meter el bizcocho en el horno, este tiene que haber sido previamente calentado, por lo que cuando vayas a hacer la masa para el bizcocho, enciendes el horno a una temperatura de 180º.