Tarta de manzana fina
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna, Para niños
Tarta de manzana fina
Fácil
31-40
301-500
Tarta de manzana fina
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Masa de hojaldre (media placa)
  • Mantequilla (1 nuez)
  • Azúcar (20 gr.)
  • Canela molida (al gusto)
  • Manzana (2 uds.)
  • Mermelada de albaricoque (20 gr.)
  • Masa de hojaldre (1 placa)
  • Mantequilla (1 nuez)
  • Azúcar (40 gr.)
  • Canela molida (al gusto)
  • Manzana (4 uds.)
  • Mermelada de albaricoque (40 gr.)
  • Masa de hojaldre (una placa y media)
  • Mantequilla (1 nuez)
  • Azúcar (60 gr.)
  • Canela molida (al gusto)
  • Manzana (6 uds.)
  • Mermelada de albaricoque (60 gr.)
Elaboración

Una pizza dulce… o una tarta sin relleno… dejémoslo en un postre de manzana y hojaldre con un toque de canela. Una receta rápida y sencilla, que no fallará.

Paso 1:

Desdobla la placa de hojaldre y extiéndela sobre la bandeja de horno con papel vegetal o papel especial para el horno por debajo. Al tiempo, ve precalentando el horno a 200°.

Paso 2:

Unta el hojaldre con bien de mantequilla en pomada, es decir, cuando está muy blandita y se puede manipular con suma facilidad, pero no llega a estar derretida. Espolvorea después con un poco de azúcar.

Paso 3:

Pela las manzanas, córtalas en cuartos y éstos a su vez, en rodajitas finas. Colócalas bien juntitas, superponiéndose unas encima de las otras encima del hojaldre. Aprétalas bien y déjalas reposar 15 minutos en la nevera.

Paso 4:

Pon un poco más de mantequilla encima de las manzanas y tapa con otro trozo de papel de horno. Coloca una placa encima que haga peso para que no suba el hojaldre y mete en el horno durante 15 minutos. Mientras tanto, haz una mezcla  con un poco de azúcar y un poco de canela.

Paso 5: 

Saca la tarta del horno, quita con cuidado la placa de encima y el papel y espolvorea con la mezcla de azúcar y canela y vuelve a meter en el horno… esta vez sin tapar, hasta que se dore todo un poquito.

Paso 6:

Saca del horno la tarta y deja enfriar. Cuando esté fría o apenas un poco tibia, pinta por encima con una cantidad generosa de la mermelada de albaricoque o manzana

Presentación:

Sirve tu tarta, bien fresquita… ¡un tentempié dulce de lo más rico!