Tarta queso ligera de fresas
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Tarta queso ligera de fresas
Fácil
50 >
€€
Tarta queso ligera de fresas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Una tarta que me encanta hacer es la tarta de queso ligera de fresas. Las tartas de queso son muy rápidas de elaborar y nos dan mucho juego a la hora de elaborarla de diferentes sabores. Yo cuando tengo que regalar un detalle o llevar el postre, siempre la suelo elaborar porque siempre vamos a quedar bien. Yo os cuento como la elaboro yo, porque existen mil formas de elaborarla, y espero que os guste tanto como me gusta a mí. Lo primero que haremos será encender el horno a 170°C. Después vamos a triturar los cereales (o las galletas) y añadiremos la mantequilla derretida (al micro 30 segundos) con los 20 g confitura de fresa. A continuación y cuando tengamos una masa homogénea, entonces, vamos a forrar con papel de horno un molde de 20 cm. de diámetro y verteremos los cereales, aplastaremos bien con la ayuda de una cuchara y lo vamos a poner en el horno por unos 10 minutos. Ahora y mientras está la masa en el horno, tenemos que batir los huevos con el azúcar y la cascara del limón por unos minutos. Agregaremos también el queso y volveremos a batir bien hasta obtener una crema lisa. Seguidamente vamos a verter el compuesto encima de la base de cereales que ya hemos sacado el horno y tenemos que volver a poner en el horno durante unos 45-50 minutos. Pasado el tiempo, tenemos que hacer la prueba del palillo, considerando que este tendrá que salir con unas "miguitas" pegadas en cuanto la crema tiene que estar solida pero no demasiado seca. Luego vamos a poner la hoja de gelatina en agua fría durante unos 5 minutos. Nosotros mientras vamos a poner la tacita de agua con los 50 gramos de confitura de mermelada para derretirla bien. Cuando esté bien caliente, echaremos la hoja de gelatina y removeremos hasta haberla completamente derretida. Ahora, tenemos que verter este liquido encima de la tarta de queso que no habremos quitado del molde. Vamos a dejar enfriar durante una media hora y entonces la pondremos en el frigorífico por otra media hora para que cuaje. Tenemos que guardar una fresa (la más bonita) y cortar en lonchas las demás y empezar a decorar la tarta. Yo para ayudarme a fijar las fresas en esa posición he preparado un poco de gelatina y la he utilizado como "pegamento". Una vez terminado, vamos a poner la tarta de queso ligera de fresas en frigorífico durante un par de horas antes de comerla. ¡Deliciosa! CONSEJOS: -En cuanto a la decoración, yo os doy esa idea, pero cada una podéis decorarla como queráis. Yo, a veces, lo hago así pero otras en cambio, las decoro más sencilla.