abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Té helado con menta y limón

Receta de: Bebidas y lácteos
Plato: Bebidas
Cocina: Internacional, Ligera, Para niños
Té helado con menta y limón
< 20
0-150
Té helado con menta y limón
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Agua (2 tazas de agua)
  • Té (1 bolsita de té verde)
  • Limón (1 limón)
  • Azúcar moreno (al gusto)
  • Menta (fresca al gusto)
  • Agua (4 tazas de agua)
  • Té (2 bolsitas de té verde)
  • Limón (2 limones)
  • Azúcar moreno (al gusto)
  • Menta (fresca al gusto)
  • Agua (6 tazas de agua)
  • Té (3 bolsitas de té verde)
  • Limón (3 limones)
  • Azúcar moreno (al gusto)
  • Menta (fresca al gusto)
Elaboración

En verano es muy importante estar hidratados. El calor hace que nuestro cuerpo intente refrigerarse y por eso sudamos y con ello perdemos líquidos casi sin darnos cuenta. En esta época del año, sobre todo mayores y niños, deben beber bastante líquido para estar lo más hidratados posible. Este receta de té helado con menta y limón es un ejemplo perfecto de bebdida refrescante para el verano. Una bebida ligera, saludable y muy refrescante. Vamos a buscar remedios para pasar el verano lo más fresquitos posible!

Paso 1:

Lo primero es elegir unos buenos limones y unas verdes y muy frescas hojas de menta.

Llena una olla amplia con agua y lleva a ebullición . Mientras el agua va cogiendo temperatura, lava bien los limones y la menta. Pela un limón sin llegar a la parte blanca de la piel y reserva.

Paso 2:

Cuando el agua comience a hervir incorpora a la olla la piel del limón, las dos bolsitas de té y las hojas de menta (no utilices todas, deja unas cuantas para decorar el té). Hierve durante unos tres o cuatro minutos para que todos los ingredientes se infusionen bien.

Paso 3:

Añade azúcar moreno al gusto y remeueve bien para que se integre perfectamente en la mezcla.

Paso 4:

Pasados esos tres o cuatro minutos, retira del fuego la olla y deja que se enfríe. Una vez frío puedes conservar tu té helado con menta y limón en la nevera perfectamente unos días.

Presentación:

En un vaso amplio y bonito sirve té helado con menta y limón con mucho hielo. Puedes incluso utilizar hielo picado, pero puede que el té además de enfriarse, tenga más agua de la necesaria. Corta un limón en rodajas y decora el vaso con él. MEte en cada vaso una o dos pajitas del color que más te guste y decora finalmente con unas hojas frescas de menta. Si eres un poco goloso, puedes adornar el borde del vaso con azúcar moreno, le dará un toque muy sofisticado a tu presentación.

Sugerencia:

Si no te va mucho el té verde, en tu tienda DIA más cercana encontrarás el té Delicious Rooibos Vainilla con el que seguro sorprendes a tus invitados y podrás preparar este té helado con menta y limón y un toque diferente super original.